Juernes

Las horas iban pasando. Al principio lentas, angustiosas, agarrotando el estómago y cercenando la vida. Poco a poco me fui a costumbrando a la ausencia. A no saber de ti casi nada, solo aquello que querías mostrarme. Sonriendo de medio lado cuando una foto me decía que estabas pasándolo bien, que habías quedado con alguien, que tu maldita cabeza no te había ganado la partida. Continue reading “Juernes”